El departamento de salud de Londres quería bajar el nivel de obesidad en Inglaterra haciendo que la gente camine más. Y lo mejor de todo es que no había límites en el presupuesto.
Nos dimos cuenta que cuando la gente
habla por el móvil instintivamente camina, por eso creamos Callories, una compañía telefónica en la que tus llamadas son gratis siempre y cuando camines.