ING España quería lanzar su nuevo producto, TWYP. Una app para pagos entre amigos con el móvil. Como era un producto totalmente nuevo, uno de los frenos era que la gente pensara que podría ser una tarea complicada, por eso utilizamos el antitarget, Carmina Barrios.